LA PEQUEÑA CAMPESINA

NIÑA, LO NUESTRO NO PUEDE CONTINUAR.
NO ES POR LA EDAD
PUES NO TENGO MIEDO A LA PRISIÓN,
NI ES QUE NO ME GUSTE EL BOTELLÓN.

TU MADRE Y YO…
LA DESBROZADORA QUE SE DESBOCÓ.
A MIS GRITOS DESESPERADOS ELLA ACUDIÓ:
TOMÓ LA MÁQUINA EN UNA MANO, LA OTRA ME TENDIÓ.
LE CORRESPONDÍ…
DE LA MEJOR FORMA QUE SE HACER YO
Y ALLÍ, SOBRE LA HIERBA CORTADA TRIUNFÓ EL AMOR
SEMBRANDO LA SEMILLA QUE TE HIZO CRECER.

CUANDO ÉL SE ENTERÓ
VINO A MÍ, ME BUSCÓ,
DISPUESTO A HACERME PAGAR EL AGRAVIO QUE SUFRIÓ.
PERO YO ESTABA EN EL TRACTOR PUES SOY AGRICULTOR
NO QUISE ATROPELLARLO TE LO DIGO DE CORAZÓN,
DE PURO MIEDO EL PIÉ DEL FRENO SE ESCAPÓ
Y RODÓ SOBRE SU CUERPO COMO UN CAÑÓN.

SÉ QUE INCULPÉ INJUSTAMENTE A SU HERMANO,
PERO EN LA CÁRCEL TAMPOCO LLEVA TANTOS AÑOS.
TU TÍA SOLA Y DESCONSOLADA LA PUERTA ME ABRIÓ
Y EN SUS BRAZOS ME ACOGIÓ.
Y TUS PRIMAS TAMBIÉN
PASABAN POR ALLÍ
Y TU HERMANA, PUES ESTOY BASTANTE SEGURO,
NO TIENE NADA DE MÍ
Y TU ABUELA
NO DIJO QUE NO.

Y AHORA
QUE POR FIN ESTE LASTRE HE SOLTADO,
AHORA QUE YA LO SABES, MI NIÑA MI PRENDA,
ABRÁZAME
MI PEQUEÑA HUSQUARNA

Cachelo: voces